Publicado: 20 de Marzo de 2015

   El dia 18 de Marzo, un amigo de lo ajeno y un destornillador, nos ha reventado el cristal del establecimiento y nos ha entrado. A plena luz del día y con el perro en la tienda. Por suerte, solo cogió el cambio que se tiene para trabajar en la caja, unos objetos personales y daños en los productos que piso o tiró. Digo por suerte porque no hizo nada a la perra y tampoco la ha causado ningún trauma. Lo demás son cosas materiales que si bien no se cuantifican, el valor que tenían sentimentalmente es mucho mayor (para que acaben tirados en un rio o en una basura). Os subo unos fotitos del desperfecto.